Sep 22, 2008
trecedejunio

Escuchando en la cafetería de la ETSAM

– “ la arquitectura es el hobbi del que no tiene que pagar el alquiler ni la hipoteca, es una profesión de burgueses para burgueses”
-“la cocina-arte de Ferran Adrià no está en los museos y no la puede disfrutar todo el mundo, no puedo ir a preguntar si puedo probar un poquito porque el profesor de proyectos me ha dicho que tengo que hacerlo para entender mi proyecto”
-“no te preocupes, lo que tienes que entender es que no te critican a ti, critican tu proyecto”
– “ ¡y encima nos dice que una impresora a2 vale lo mismo que una a4! ¡Pero en qué mundo viven estos profesores! se creen que somos ricos…

El señor Stillemans del departamento de arquitectura de la universidad católica de Lovaina se negaba a que los erasmus utilizáramos para dibujar nuestros proyectos soporte informático. En principio pensé que era por cuestiones didácticas y de docencia porque los alumnos belgas de esta escuela no lo utilizan habitualmente ni están familiarizados con ello. Nunca había reflexionado sobre el aspecto socio-económico de esta decisión. El material de dibujo tradicional esta subvencionado por la universidad, vendiéndose el material de maquetas y dibujo a un precio asequible. La universidad también tiene a su disposición ordenadores, pero no uno para cada uno de los alumnos de arquitectura que lo necesitan 30 sobre las 24 horas del día. Me pregunto si detrás de esa decisión pedagógica no hay una convicción social firme. La tecnología no esta al alcance de todos, y estudiar una carrera que exige instrumentos informáticos supone imponer a todos los alumnos un gasto que no es asimilable por todos. En Louvain la Neuve  no escuchas el comentario del profesor preguntándote porque no has impreso en gran formato ni cuestionándote el material de la maqueta. El material que utiliza uno de los alumnos es el material que utilizan todos los demás, el alumno destaca por conceptos y capacidades proyectuales no por formas ni medios de representación.

Leave a comment

Makespace Madrid

FABacademy 2013: Digital Fabrication

The Data Citizen Driven City